“Una estrategia de evangelismo público y por las casas para aprovechar la cosecha final.”

Células de Koinonía expone con sencillez la experiencia del autor en la implementación del sistema de células para el crecimiento de la iglesia. El autor hace ecos con el Apóstol Pablo, diciendo: “y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas (Hechos 20:20). Dios quiere que “todos los hombre sean salvos…” (1 Timoteo 2:4). Por ello demanda “la actividad propia de cada miembro” para llevar a cabo la Gran Comisión y que cada oveja retorne al redil (Efesios 4:16b). Sabino contextualiza la estrategia de reuniones masivas y hogareñas, empleada por la Iglesia Primitiva, para aprovechar la cosecha de almas en su medio actual, así como también para conquistar nuevos horizontes, levantando vuelo a las alturas como el águila: “Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo (Hechos 5:42)”.